Estoy missing. Una historia personal.

Que hace siglos que no actualizo el blog. Ni cuelgo un vídeo absurdo de mamá friki. Ni escribo… (Bueno, esto último es mentira: en los últimos meses he conseguido escribir un par de relatos, pero no he podido empezar las dos novelas que quieren salir de mi cabeza y amenazan con hacerla explotar).

simpson

Así que os voy a contar por qué. Esto es personal. Y transferible.

Tengo un trabajo que desde hace algunos años es a tiempo parcial. Es decir: trabajo sólo por las mañanas. De manera que por las tardes me puedo dedicar a escribir y a mis frikadas. Pero (¡ay, los “peros”!) desde el pasado octubre y por una serie de cuestiones que no vienen al caso, trabajo a tiempo completo. Mañana y tarde. Y eso iba a ser temporal, sólo hasta febrero… Pero luego se alargó a abril. Y ahora… Ahora no sé exactamente cuándo podré volver a mi horario parcial. Porque ahora, además, he cambiado de trabajo.

Y además (¡ay, los “ademases”!) en el último mes he estado de obras, se me ha inundado el baño (con agua de las alcantarillas, una chulada, oigan) y he pillado un constipado o gripe que no me quiere abandonar y me hace toser como un perro apaleao.

Pues eso: que no es la mejor época y que no tengo tiempo para nada. Y ¿a quién le importa?.. ¡Pues a mí! Que no encuentro el momento de ponerme a escribir lo que tantas ganas tengo de escribir ni de grabar las bobadas que se me pasan por la cabeza.

Pero bueno, sigo viva. Y en estos meses también ha habido cosas buenas: gracias a las obras, ahora, cuando llueve, ya no me entra el agua en casa. Y estuve en mi pueblo (Madrid), en mi antiguo colegio, presentando “El Misterio de Arlene” de la serie “Tres Amigos y un fantasma” (que se desarrolla en un internado inspirado -por no decir calcado- en aquel colegio) y fue una experiencia muy, muy (MUY) bonita y muy emocionante. Y fui a Oporto (en Portugal, no el de Carabanchel de Madrid) y me inspiró un relato. Y pude enseñar el museo de El Prado a mi hija, y vimos el esqueleto de un gigante… Y vi a viejos amigos. Y he aprendido muchas cosas. Y he comido cosas ricas. Y he descubierto las patatas fritas bien gordas del Aldi. Y recibí un mensaje muy bonito del pasado. Y he hecho que se emocionen algunos. Y me modelado un collar. Y he visto amaneceres. Muchos. Y qué bonitos eran, caramba. Y, he tenido ideas que revolotean por mi cabeza, y un día las escribiré. Y me quedaré a gusto. Ay. Qué gusto.

escolapias

Este es mi antiguo colegio que está apunto de cumplir 150 años y en la pantalla hay una foto del mismo en el s. XIX. Pasmoso.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Estoy missing. Una historia personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s